Gutiérrez de 40 años de edad, nació en la ciudad de Valle de Ángeles, departamento de Francisco Morazán.  Actualmente reside en Santa Lucia, lugar donde habita con sus dos hijos.

Su idea de emprendimiento surge hace ocho años al verse con limitaciones económicas por falta de empleo, y siendo madre soltera de dos niños, tomó la decisión de generar una fuente de ingresos que le permitiera cubrir sus necesidades básicas. Es de esta manera que comenzó su pequeño negocio en el mercado de Santa lucia, comercializando elotes locos y paletas de malvaviscos para poder ofrecer a los residentes del lugar y a los turistas que los visitan.

Hoy en día y pese a las dificultades que tuvo cuando comenzó y a lo difícil, a veces, de ser madre soltera, nunca se dio por vencida hasta lograr su sueño de emprender. Pero a raíz de la pandemia encontró otra forma de poder colocar su producto ya que no llegaban turistas al lugar. Se hiso de su propia cartera de clientes, lo que le permitió encontrar la manera de dar a conocer su producto virtualmente y así mismo poder ayudarse económicamente. Ahora, nuevamente siente que ha vuelta la calma, pues los turistas regresaron a visitar este hermoso lugar y son muchos los clientes que ahora la frecuentan.

Además, ella comentó que el negocio no permite los estancamientos en una sola área y que se debe improvisar y buscar diferentes formas de como ofrecer el producto. No es tarea fácil, sin embargo, solo se necesita determinación y constancia para lograr la meta, afirmó puntalmente Nodys.