Todo comenzó en 2020 cuando veía que la pandemia iba para largo
Necesitaba una fuente de ingresos aun así no contaba con la suficiente experiencia como para comenzar mi propio negocio y decidí trabajar más tiempo en la floristería en Tegucigalpa y aprender lo más que pudiese Y hubo muy buena aceptación por parte de la población gracias a la belleza, calidad y buenos precios de la floristería
Me vi en la obligación de detener mis actividades el 7 de febrero debido a una tragedia familiar me sentía devastada y con muchos sentimientos encontrados pues había perdido a mi hermana, el 14 de febrero tenía muchos pedidos y en medio de tanto dolor los lleve a cabo, pues seria muy irresponsable de mi parte no hacerlo.

Al pasar por todo tome mi tiempo y comencé de nuevo el 26 de febrero en el centro comercial esperanza no
Con esfuerzo mande a diseñar un kiosco apto para la venta de flores
Han habido temporadas altas y bajas comprendo muy bien esa parte de los negocios quiero ser un ejemplo para muchas personas , de que cuando queremos algo debemos luchar por ello y pese a los obstáculos por muy duros que sean, debemos buscar nuestro destino 
Así fue hasta el 31 de diciembre del 2020 que me decidí a emprender
El 7 de enero surgió la vida en rosas como floristería
Y hubo muy buena aceptación por parte de la población gracias a la belleza, calidad y buenos precios de la floristería